Cómo evitar que el uso de Whatsapp afecte a la productividad de tu empresa

Img-post-whatsapp

“WhatsApp se consolida como el principal factor de distracción en el trabajo. Bajo esta demoledora afirmación el consultor Francisco Canals, especializado en Internet, presentaba su informe sobre la famosa app de mensajería y su negativa influencia sobre la productividad laboral de los empleados.

El estudio afirmaba que cerca de un 33% de los trabajadores revisaba el teléfono móvil cada 15 minutos. Este tipo de distracciones se traducía en una suma de minutos sin trabajar durante la jornada laboral que acababan suponiendo una cifra de pérdidas considerable para las empresas.

A pesar de que el estudio se hacía eco de este dato en 2014, a día de hoy este problema no sólo no ha desaparecido sino que se ha visto acrecentado. En el caso de muchas empresas, los principales factores que contribuyen a que este problema no desaparezca es el uso del mismo dispositivo móvil tanto en el ambiente laboral como en el privado además de utilizar la app de Whatsapp como canal de comunicación polivalente, sin diferenciar entre información corporativa o personal. De esta forma, no se establece una separación entre el ambiente laboral y familiar de cada empleado, afectando negativamente a ambas partes.

Por todo ello es necesario que las empresas busquen herramientas que permitan a los empleados disponer de un canal de comunicación corporativo seguro y efectivo. Herramientas como Sefici, la aplicación que no sólo permite gestionar incidencias de forma fácil y rápida, sino que  también representa un canal de comunicación interna eficiente, sin cadenas de mensajes, noticias irrelevantes o fotos poco apropiadas.

Emilio Cano, encargado de administración y gestión de Aparcamurcia, afirmaba en una entrevista que la utilización de Sefici en la gestión de los aparcamientos les había permitido trascender del grupo de WhatsApp, evitando de esta forma que los encargados responsables silenciaran el grupo debido a la caída de tickets cada cierto tiempo. Una dinámica que suponía un gran problema, pues cuando realmente hacía falta una comunicación global y directa, la aplicación de Whatsapp representaba un sistema poco fiable.

Más del 68% de las empresas norteamericanas ya han tomado medidas al respecto para reducir la distracción de este tipo de aplicaciones. Pilotos de aerolíneas, transportistas y controladores aéreos por ejemplo, tienen restringido el uso de Whatsapp debido al alto riesgo de su uso. Sin embargo no es necesario acudir a casos tan extremos. Nuestro entorno más cercano, incluyéndonos a nosotros mismos, somos los primeros en contribuir, sin darnos cuenta, a nuestra propia improductividad.